Header Ads

8 MEJORES CONSEJOS DE MAQUILLAJE Y BELLEZA PARA MUJERES MADURAS.




7 Mejores consejos de maquillaje y belleza para mujeres maduras



Ya saben que soy partidaria de priorizar el cuidado de la piel sobre el maquillaje y creo que en cuestión de maquillaje, menos es más. Sin embargo, con el paso de los años por nuestra piel nos llegan las manchas, el tono desigual que tanto avejenta, las ojeras más oscuras y profundas y por supuesto, las arrugas. Como esto llega sí o sí con el paso del tiempo, entonces siempre hay hay algo que el cuidado de la piel constante y el maquillaje,  pueden hacer por nosotras.


Todas hemos visto los tutoriales en youtube, por lo que sabemos que el maquillaje tiene el poder de transformar. La pregunta es, ¿será capaz de transformarme en una versión más joven de mi misma? Quizás a ti te pase como a mí que el maquillaje me resulta tan fácil cuando veo el video pero a la hora de llevarlo a la práctica todo se complica. Pero, supongamos que logramos reproducir al pie de la letra cada uno de los pasos, la pregunta que viene a mi mente es la siguiente:

¿Cómo puedo lograr que el maquillaje no sólo quede bien si no que me haga lucir más joven?


Ummmm, IMPOSIBLE. No, no es imposible. Hoy quiero darte algunos consejos para que puedas lograr un mejor resultado al maquillarte. Incluso si eres principiante sin conocimientos de maquillaje, hay algunas cosas que puedes hacer para recuperar tu apariencia fresca de hace unos años sin mucho esfuerzo.

1. Evita el polvo.

La función del polvo es la de cubrir y matificar nuestras caras. Si tienes piel grasa, esto puede ser genial, pero la producción de aceite se ralentiza a medida que envejecemos. A medida que envejecemos, nuestra piel se seca y el polvo comienza a parecer seco, ceniciento y polvoriento en nuestra piel, y eso nos envejece visualmente. Lo que realmente queremos es un brillo juvenil.

En lugar de polvo, puedes usar un spray de fijación para mantener el maquillaje en su lugar. Agrega una capa adicional de humectante a las áreas secas o deshidratadas antes de aplicar cualquier maquillaje. Muchas de las líneas más finas se pueden reducir o eliminar con hidratación adicional. Además, de preferencia una BB cream o una crema con color. Si prefieres las bases entonces usa una base líquida con partículas que reflejen la luz y trata que tus coloretes y bronceadores sean en crema. Corre en sentido contrario del maquillaje en polvo!!! 😂😂



2. Usa el polvo como primer para las pestañas

Así que ya te convenciste de deshacerte del polvo que ha envejecido tu piel. Pero también quieres pestañas más gruesas, así que no te deshagas de él por el momento. Puedes usar un polvo suelto para cubrir y cebar tus pestañas antes de aplicar la máscara. Si no tienes muchas pestañas, puedes usar un delineador de ojos en el párpado superior para dar la impresión de que tienes pestañas más abundantes. 

Selecciona el tono de delineador que vaya mejor con el color de tu cabello y ojos. Los más usados son el negro y el marrón. Puedes usar un peine para pestañas antes y después de aplicar la máscara de pestañas o rímel. De esta manera separarás tus pestañas para que no se agrupen y puedan verse más abundantes. Usa un buen rizador de pestañas y evita el exceso de rimel.

Se cree que algunos aceites naturales, como el de oliva, de coco, de ricino y de jojoba, son capaces de humectar las pestañas y fortalecerlas para que puedan crecer más. Como parte de tu rutina de cuidado de la piel, aplícate un poco de aceite en las pestañas todas las noches. Eso sí, debes tener paciencia y constancia con este proceso. No verás los resultados de la noche a la mañana, pero si no te rindas tan pronto, en unos meses podrás ver los resultados.

Para aplicarte el aceite, puedes untar un poquito en las yemas de los dedos y pasarlas sobre las pestañas. Sin embargo, para cubrirlas por completo, puedes sumergir un cepillo para cejas en el aceite y luego pasarlo en las pestañas como si estuvieras aplicándote el rímel, pero sin los molestos grumos y manchas.
La vaselina también puede usarse como acondicionador para que las pestañas crezcan más y puedes aplicarla de la misma forma que el aceite.

3. Cómo tratar las ojeras y las bolsas de los ojos.

Los expertos dicen: “Cuida tus arrugas ahora. Porque el problema no hace más que empeorar a medida que pasa el tiempo”. Y sí, cada mañana podemos ver como el problema empeora si no tomamos medidas. Entonces, ¿cómo tratar las ojeras y las bolsas?

Para mejorar tus ojeras duerme adecuadamente, toma suficiente agua y mantén la zona del contorno de ojos bien hidratada siempre antes de maquillarte. Usa productos para el contorno de ojos que sean preferiblemente naturales y que sus ingredientes activos sean muy hidratantes. Si puedes usar uno en textura gel y otro en textura crema, mejor.

Usa mascarillas de vez en cuando para desinflamar el área y algún que otro parche de hidrogel cuando quieras darle un boost a tu mirada. Escoge correctores de ojeras que sean de consistencia ligera para que puedas reaplicar si necesitas más covertura sin que se te apelmaze el producto. Nunca selles el corrector de ojeras con polvo. Sí, ya sé que es el consejo que dan todas las yutubers que puedas ver, pero, ya te dije antes que el polvo matifica. La piel madura tiende a secarse de forma natural así que no debes ponerle nada que aumente esa sequedad. Es preferible que repliques durante el día el corrector a que lo selles con polvo y le transfieras a tu mirada una apariencia de cansancio y vejez.




4. Usa un removedor de maquillaje con base de aceite

Ya tienes que haber escuchado hasta la saciedad lo dañino que es para la piel no eliminar el maquillaje siempre y adecuadamente. Como herencia de la Kbeauty hemos aprendido de la doble limpieza y la importancia del desmaquillante en aceite.  No hay nada que sea más efectivo para eliminar maquillaje que productos en aceite. Hay una gran variedad de productos de limpieza en el mercado unos son aceite tal cual y otros son sólidos que al frotarlo en nuestra piel se vuelven aceite.

Estos limpiadores no sólo nos garantizan eliminar casi por completo todo el maquillaje y el protector solar que hayamos utilizado sino que también cooperan con nuestra piel por naturaleza seca. Que este comentario no te afecte si tienes piel grasa porque esto para nada aumentará tu producción natural de aceite. Tanto las marcas de productos coreanos como las compañías de cosmética convencionales  ofrecen una variedad de limpiadores en aceite para cada tipo de piel, así las de piel grasa podrán usarlos y las de piel seca también. Luego que lo elimines con agua, utiliza un limpiador a base de agua que se adapte a tu tipo de piel, y voalá, piel totalmente limpia y lista para volver a hidratar.

5. Fabrica tu propia crema con color

La piel fresca, uniforme e hidratada es más juvenil. Toma una cucharada de tu humectante favorito y mezclala con tu base. Aquí entre nos, lograrás así el look de maquillaje perfecto “sin maquillaje”.

Puedes comenzar probando con una pequeña cantidad y luego ajustar la proporción para la cantidad de cobertura que deseas ese día. Esta también es una buena solución para el invierno, cuando la base del verano comienza a verse un poco oscura. Hablando de verano me hizo recordar el sol. No olvides ponerte siempre tu protector solar debajo, sin importar qué tan poco maquillaje llevas puesto.

6. Elige siempre productos de maquillaje en crema

Si realmente deseas evitar las productos secos que se adhieren en las marcas de expresión y enfatizan las arrugas, inclínate por las fórmulas en crema. Algunos rubores crema son mucho más duraderos que los polvos. Pero si no tienes en casa ningún rubor en crema puedes experimentar con el uso de un lápiz labial hidratante de color rosa o melocotón como rubor. Solo necesitas uno o dos puntos, especialmente si el lápiz labial es bastante brillante. Mezcla bien con los dedos, y luego difumina con una brocha.



7. No olvides el protector solar

De acuerdo a los expertos en belleza el protector solar es el producto más importante de la rutina de belleza. Ya contamos con mucha información que destruye el mito adquirido por tradición oral, que el protector sólo debe usarse cunado vamos a la playa o en el verano. Todos los días estamos expuestos a la radiación solar aún cuando la luz del sol entra de forma indirecta a través de nuestras ventanas. También estamos casi todo el día, expuestos a la luz azul, que es la luz que proyectan las pantallas de nuestros celulares, Ipad, de la televisión, los monitores de computadores, etcétera. Esa luz también daña nuestra piel y debemos protegernos de ella.

El protector solar previene el proceso de envejecimiento, la aparición de arrugas, manchas y líneas de expresión. Aunque ya tengas arrugas y líneas de expresión debes cuidar tu piel para protegerte de futuros daños solares. No queremos ni más arrugas ni más manchas. El protector solar te protege de los rayos solares UVA, responsables del bronceado y cuya intensidad es la misma durante el año. De igual manera te protege de rayos solares UVB, que generan quemaduras y debido a su intensidad energética pueden causar enfermedades como cáncer de piel. Ten siempre en cuenta tu tipo de piel al escoger tu protector. Si tienes alguna condición especial consulta a un dermatólogo especialista que determine los productos indicados para ti.


8. No descuides la exfoliación

No importa cuánto maquillaje uses o cuánto hayas gastado en los mejores productos para el cuidado de tu piel, si no la exfolias regularmente ni el resultado ni la apariencia será buena.

La exfoliación sirve para eliminar las células muertas que se acumulan en la superficie de la piel impidiéndole respirar. Las células de nuestra piel se multiplican, mueren y se renuevan. La exfoliación acelera este fenómeno natural estimulando la regeneración celular y la microcirculación sanguínea de la superficie. Por todo ello la piel retoma su suavidad y flexibilidad.

Después de la edad de 35 años, puedes comenzar a notar cambios en su piel. Es probable que se vuelva menos grasosa y se torne un poco más seco con el paso de los años a la vez que desarrolla algunas líneas finas. Tu rutina de cuidado de la piel puede requerir ajustes a medida que cambia tu piel. La exfoliación es el proceso de pulir suavemente la capa superior para eliminar  las células muertas de la piel. Generalmente, la exfoliación cuatro o cinco veces a la semana está bien si tienes la piel grasa, o una o dos veces a la semana si tu piel es sensible o seca. Sin embargo, es posible que debas exfoliarse con menos frecuencia a medida que tu edad avanza.


Puedes leer también:

Exfoliante facial natural para pieles con acné  y

Exfoliante de cúrcuma para una piel radiante

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.