Header Ads

PROBIÓTICOS: QUÉ SON Y PARA QUÉ SIRVEN

Si no tienes suficientes probióticos, los efectos secundarios pueden incluir: trastornos digestivos, problemas de la piel, cándida, enfermedades autoinmunes y resfriados y gripes frecuentes.





Tal ves  te has Preguntado como yo ¿por qué éramos más saludables nosotros que nuetros hijos? si crecimos caminando descalzos, jugando con barro y bañandonos bajo la lluvia.

¿Por qué nuestro conocimiento sobre higiéne y salud no ha redundado en mejor salud de nosotros y de nuestros hijos. ¿Por qué tantas alergias alimentarias y de todo tipo entre nosostros?

Bueno, creo que la respuesta está en los probióticos. Seguro que ya has escuchado de ellos y de que son esenciales para tu salud digestiva, pero ¿sabías que hay cientos de otros beneficios para la salud por el consumo de alimentos ricos en probióticos de los que quizás no conozcas?

¿Qué son los probióticos?

Si no tienes suficientes probióticos, los efectos secundarios pueden incluir: trastornos digestivos, problemas de la piel, cándida, enfermedades autoinmunes y resfriados y gripes frecuentes.

Históricamente, teníamos muchos probióticos en nuestra dieta al comer alimentos frescos de buena tierra y al fermentarlos para evitar que se echaran a perder.
Sin embargo, hoy debido a la refrigeración y las prácticas agrícolas peligrosas como empapar nuestros alimentos con cloro, nuestros alimentos contienen poco o ningún probiótico y la mayoría de los alimentos de hoy en día contienen antibióticos que eliminan las bacterias buenas de nuestro cuerpo. (1

Pero en cambio, si agregas más alimentos probióticos a tu dieta, podrías ver todos los siguientes beneficios para la salud: (2)


Mejor digestión
Incremento energético a partir de la producción de vitamina B12
Mejor aliento porque los probióticos destruyen la candida (3)
Piel más sana
Sistema inmunológico más fuerte
Reducción del resfriado y la gripe
Curación de intestino permeable y enfermedad inflamatoria intestinal.
Pérdida de peso

¿Qué te parece? ¿No es asombroso?

Si deseas todos estos beneficios, es hora de comenzar a consumir estos alimentos probióticos para una mejor salud.

Aquí nos surge otra pregunta: ¿qué tipo de probiótico debo consumir?

Bueno, debes comer una variedad de tipos de probióticos, ya que cada uno ofrece un tipo diferente de bacteria benéfica para ayudar al cuerpo de varias maneras.

Alimentos probióticos

1. Kéfir: similar al yogur, este producto lácteo fermentado es una combinación única de leche y granos de kéfir fermentados. El kéfir se consume desde hace más de 3.000 años; el término kéfir se originó en Rusia y Turquía y significa “sentirse bien”. Tiene un sabor ligeramente ácido y contiene de 10 a 34 cepas de probióticos. El kéfir es similar al yogur, pero debido a que se fermenta con levadura y más bacterias, el producto final es más rico en probióticos. (4

2. Verduras cultivadas (Sauerkraut y Kimchi): elaboradas a partir de col fermentada y otras verduras, la sauerkraut no es diversa en probióticos, pero tiene un alto contenido de ácidos orgánicos, que dan a los alimentos un sabor agrio y favorecen el crecimiento de bacterias buenas. Sauerkraut es extremadamente popular en Alemania hoy. Por su lado el Kimchi es un primo de la chucrut y es la versión coreana de los vegetales cultivados. Ambas fórmulas fermentadas también tienen un alto contenido de enzimas, lo que puede ayudar a la digestión. (5)

3. Kombucha: es una fermentación efervescente de té negro que se inicia con un SCOBY, también conocido como una colonia simbiótica de bacterias y levaduras. La Kombucha ha existido por más de 2,000 años, originándose alrededor de Japón. Se han hecho muchos reclamos sobre la kombucha, pero sus beneficios de salud primarios incluyen el apoyo digestivo, el aumento de la energía y la desintoxicación del hígado. (6

4. Kéfir de coco: esta opción, libre de lácteos para el kéfir, se obtiene al fermentar el jugo de los cocos jóvenes con granos de kéfir, tiene algunos de los mismos probióticos que el kéfir de los lácteos tradicionales, pero generalmente no es tan alto en probióticos. Aún así, tiene varias cepas que son beneficiosas para su salud. El kéfir de coco tiene un gran sabor, y puedes agregarle un poco de stevia, agua y jugo de limón y preparar una bebida de gran sabor. (7)

5. Natto: un plato popular en Japón que consiste en soya fermentada, el natto contiene el extremadamente potente probiótico bacillus subtilis, que ha demostrado reforzar su sistema inmunológico, respalda la salud cardiovascular y mejora la digestión de la vitamina K2. Además, Natto contiene una poderosa enzima antinflamatoria llamada nattokinase que se ha demostrado que previene la coagulación de la sangre. (8



6. Yogur: posiblemente el alimento probiótico más popular sea el yogur cultivado en vivo o el yogur griego hecho con leche de vacas, cabras u ovejas. El yogur en la mayoría de los casos puede ubicarse en la parte superior de los alimentos probióticos si proviene de animales alimentados con pasto y no ha sido pasteurizado. El problema es que existe una gran variación en la calidad de los yogures en el mercado actual. Cuando compres yogur no olvides revisar tres cosas: primero, que proviene de la leche de cabra o de oveja, segundo, que estas fueron alimentadas con pasto y tercero, que es orgánico.

7. Kvass: ha sido una bebida fermentada común en Europa del Este desde la antigüedad. Tradicionalmente, se hacía fermentando centeno o cebada, pero en años más recientes se ha creado con remolacha, fruta y otras verduras de raíz como las zanahorias. Kvass utiliza probióticos de lactobacilos y es conocido por sus propiedades de limpieza de la sangre y el hígado y tiene un sabor agrio suave. (9

8. Queso crudo: la leche de cabra, la leche de oveja y los quesos blandos de la vaca A2 son particularmente ricos en probióticos, que incluyen thermophillus, bifudus, bulgaricus y acidophilus. Si quieres recibir probióticos de los quesos que consumes debes comprar siempre quesos crudos y sin pasteurizar.

9. Vinagre de manzana: el vinagre de sidra de manzana es una gran adición diaria que traerá muchos beneficios para tu salud incluyendo el suministro de los probióticos. Así que bebe un poquito cada día o utilízalo como aderezo para tus ensaladas. 

10. Encurtidos de pepinillo salados: estos sabrosos fermentados también son una fuente poco conocida de probióticos. Para tu seguridad puedes elejir un fabricante de alimentos que utiliza productos orgánicos. Si puedes encontrar un fabricante local, obtendrás algunos de los mejores probióticos para tu salud. 

11. Aceitunas curadas con salmuera: las aceitunas que se curan con salmuera también son una excelente fuente de probióticos. Al igual que con los pepinillos salados, asegúrate de seleccionar primero un producto que sea orgánico. Si la empresa productora anuncia el uso de probióticos es mejor. Por último, debes asegurarte de que las aceitunas no contienen benzoato de sodio.

12. Tempeh: procedente de Indonesia, este producto de soya fermentada es otra fuente de probióticos. Tempeh se crea agregando un iniciador tempeh a la soya. El producto se deja reposar durante uno o dos días. El resultado es un producto parecido a una torta. (10)

Puedes comer tempeh crudo o hervido y puedes comerlo con miso. También se puede utilizar como sustituto de la carne en una comida salteada. El tempeh es comúnmente frito antes de comer, pero, ten cuidado, porque esto puede reducir su valor nutricional.

13. Miso: el miso es una especia tradicional japonesa que se encuentra en muchos de sus alimentos tradicionales. Se crea mediante la fermentación de soya, cebada o arroz integral con koji. El koji es un hongo, y el proceso de fermentación toma desde unos pocos días hasta unos pocos años. (11

El  miso se puede convertir en una sopa, untar en galletas en lugar de mantequilla o en cualquier lugar que desee.

¿Qué te parece? La variedad de alimentos probióticos es grande así como variada es su utilización. Es un precioso mundo donde la salud y la dieta se unen para nuestro beneficio.

Si quieres aprender aún más sobre los probióticos y su efecto en nuestra salud consulta este artículo sobre Beneficios de los probióticos.

¿Qué debes saber antes de comprar probióticos?



5 cosas a considerar al comprar probióticos

La estabilidad durante el almacenamiento: asegúrate de que tu suplemento de probióticos tenga probióticos que sean estable en la estantería, lo que significa que no necesiten ser refrigerados. Desafortunadamente, la mayoría de los probióticos refrigerados nunca pasan por el estómago porque no son estables. En su lugar, busca un producto estable al almacenamiento que contenga organismos basados ​​en el suelo. Lo ideal es que tu probiótico tenga una vida útil de 2 años. †

Alto recuento de UFC: elije una marca de probióticos que tenga un mayor número de probióticos, de al menos 40 mil millones a 75 mil millones por porción. Los últimos estudios han encontrado que los mejores probióticos contienen 51 mil millones de UFC y 18 cepas diferentes.

Diversidad de cepas: selecciona un suplemento probiótico que tenga al menos 15 o más cepas probióticas, como las cepas Bacillus coagulans, Lactobacillus acidophilus, Bifidobacterium y Streptococcus thermophilus.

Sobrevivencia: busca fórmulas que contengan cápsulas de liberación retardada, como las cápsulas DR que protegen a los probióticos del ácido del estómago; o al menos tienen MAKTrek en su fórmula.

Prebióticos: para respaldar el crecimiento de los probióticos una vez que ingresan a tu sistema, es esencial que los prebióticos también estén incluidos en la fórmula. Los prebióticos son la fuente de alimento destinada a mantener vivos los probióticos. Un simbiótico es un suplemento que contiene prebióticos y probióticos. Los mejores simbióticos contienen plantas sanas y fibra.

Azúcar: El azúcar no es una buena fuente de alimento para los probióticos.

Mejor vivo que muerto: “Cultivos vivos y activos” son una mejor opción que “fabricados con cultivos activos”. Después de la fermentación, el producto puede tratarse con calor, lo que mata las bacterias buenas y malas (prolongando la vida útil).

Calidad de la marca: busca marcas de suplementos reconocidas y que tengan disponibles reseñas de clientes.

Algunas de las mejores cepas probióticas que deberías encontrar en los suplementos:

Bacillus coagulans
Saccharomyces boulardii
Bacillus subtilis
Lactobacillus plantarum
Bacillus clausii
Bifidobacterium bifidum
Bifidobacterium longum
Bifidobacterium breve
Bifidobacterium infantis
Lactobacillus casei
Lactobacillus acidophilus
Lactobacillus bulgaricus
Lactobacillus brevis
Lactobacillus rhamnosus
Ácido láctico

Probióticos: Efectos Secundarios y Precauciones

Todos los probióticos no son creados igualmente. No todas las cepas tienen efectos beneficiosos, y es importante investigar antes de comenzar con un nuevo suplemento. Y, como siempre, todos los nuevos regímenes de suplementos deben realizarse bajo la supervisión de un profesional médico.

Los efectos secundarios de los probióticos a veces pueden incluir diarrea si tomas demasiado rápido. Puede comenzar con una cantidad más pequeña, como una cucharada de kéfir o una cápsula de probióticos al día, y aumentar su forma si está consumiendo alimentos probióticos o tomando suplementos dietéticos.

Un efecto secundario muy raro de los probióticos observados en pacientes con cáncer es la sepsis. Esta es una ocurrencia extremadamente rara.

En general, la mayoría de los estudios han encontrado que los probióticos están asociados con muy pocos efectos secundarios y con una gran cantidad de beneficios.

¿Ya incluiste los probióticos en tu dieta?
¿Qué beneficios has tenido en tu salud?

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.