Header Ads

Korean Beauty Sale Up to 60% OFF!

¿POR QUÉ DEBES AGREGAR ANTIOXIDANTES A TU RUTINA DE CUIDADO DE LA PIEL?

5 razones para agregar antioxidantes a tu rutina de cuidado de la piel





Una manera simple de definir un antioxidante es cualquier sustancia que sea capaz de inhibir la oxidación o el proceso oxidativo. La oxidación es una reacción química que puede producir radicales libres, lo que lleva a otras reacciones en la cadena química que dañan las células.

Los antioxidantes son entonces nuestros mejores aliados para combatir todo lo que venga como resultado de la oxidación en nuestro cuerpo.

Los principales problemas de salud que enfrentamos hoy en día, incluyendo afecciones como enfermedades cardíacas, cáncer y demencia, se han relacionado con el aumento de los niveles de daño oxidativo e inflamación.

La buena noticia es que hay fuentes antioxidantes, como los alimentos antioxidantes, las hierbas, las especias y los tés, que son capaces de reducir los efectos de los radicales libres, también llamados daños oxidativos/estrés, y que juegan un papel importante en la formación de las enfermedades.

Los antioxidantes incluyen docenas de sustancias de las que puedes haber oído hablar antes, como los carotenoides como el betacaroteno, el licopeno y la vitamina C. Estos son varios ejemplos de antioxidantes que inhiben la oxidación, o las reacciones promovidas por el oxígeno, el peróxido y/o los radicales libres.


Los antioxidantes y la belleza

Los radicales libres aceleran el proceso de envejecimiento cuando se trata de la apariencia y la salud de la piel. Los antioxidantes pueden ayudar a combatir este daño, especialmente de fuentes alimenticias con alto contenido de vitamina C, betacaroteno y otros antioxidantes.

Las vitaminas A y C se han relacionado con una disminución en la aparición de arrugas y sequedad de la piel. La vitamina C, específicamente, es un poderoso antioxidante que puede ayudar a reducir el efecto del daño oxidativo causado por la contaminación, el estrés o la mala alimentación. La deficiencia de vitamina A también se ha relacionado con la sequedad de la piel, la descamación y el engrosamiento folicular de la piel. Los radicales libres dañan las células superficiales de la piel, la queratinización de la piel, cuando las células epiteliales pierden su humedad y se vuelven duras y secas.


Hace mucho tiempo, cuando las mujeres buscábamos productos de belleza o para el cuidado de la piel íbamos detrás de nombres de marcas reconocidas. Con el aumento de la concientización acerca de la importancia del cuidado de la piel, las cosas han cambiado un poco. Ahora, para formar nuestra rutina, buscamos  productos con ingredientes específicos que sean beneficiosos para nuestra piel o que vayan dirigidos a resolver algún problema específico que tengamos.

Si hay una categoría de ingredientes para el cuidado de la piel de los que nunca puedes comer demasiado, son los antioxidantes. Estos maravillosos ingredientes intervienen para defender tu piel contra la contaminación y el daño ambiental, además, trabajan en profundidad para mejorar el funcionamiento de la piel.

Beneficios de los antioxidantes y productos perfectos para el cuidado de la piel.


1. Defensa anticontaminación.

Aunque no lo notes, tu piel recibe una paliza diaria de parte de la contaminación  y los factores estresantes ambientales, lo que puede ocasionar flacidez, arrugas y un tono de piel opaco. La abundante investigación ha demostrado que los antioxidantes de aplicación tópica tienen una capacidad única para interceptar este tipo de ataque ambiental y detener el envejecimiento acelerado.

El glutatión, la superóxido dismutasa y la ubiquinona son solo algunos de los muchos antioxidantes que pueden defender tu piel de los efectos visibles de la contaminación.



2. Reafirmante de la piel

Con el tiempo, las sustancias vitales en la superficie de la piel se agotan, lo que hace que la firmeza disminuya. Una potente combinación de antioxidantes  puede intervenir para ayudar a disminuir este tipo de deterioro. ¿El resultado? La piel recupera una apariencia y sensación más firme.


Los antioxidantes omega-centrados son extremadamente efectivos para revitalizar la superficie de la piel, y cuando los combinas con el potente antioxidante retinol, obtienes una piel más firme y resistente.
Busca productos antioxidantes ricos en ácidos grasos omega-3 como el aceite de linaza y el ácido linoleico, la fruta de la pasión, que es una potente fuente de omega-6; y aceite de almendras, que ofrece omega-9.


3. Tez radiante

Los antioxidantes seleccionados tienen la capacidad única de mejorar la apariencia de un tono de piel opaco e irregular y brindar un aspecto más saludable.

La vitamina C es uno de esos antioxidantes y es particularmente efectiva para aclarar la piel. La vitamina C se presenta en muchas formas beneficiosas, como ácido ascórbico, ascorbato de tetrahexildecilo, palmitato de ascorbilo y otros.

4. Piel calmada

Ciertos antioxidantes se duplican al proporcionar también importantes propiedades calmantes para la piel.


En particular, el té verde rico en antioxidantes, la manzanilla y el beta-glucano destacan por sus distintos efectos calmantes para aliviar visiblemente el enrojecimiento.



Abundantes investigaciones muestran que los antioxidantes ayudan a disminuir y suavizar visiblemente la aparición de arrugas.


Como ves, no existe el “mejor” antioxidante singular que debas buscar, lo que cuenta es que el producto que uses para el cuidado diario de tu piel contenga una variedad de antioxidantes. En el caso de los antioxidantes, cuanto más, es mejor.






No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.