Header Ads

COSMÉTICA ORGÁNICA Y ECOLÓGICA

Cosmética orgánica: ¿qué es y en qué se diferencia de la cosmética natural?



Los cosméticos naturales son una característica condicional de cualquier producto cosmético que incluya sustancias de origen natural, y no solo sintéticas. Quiere esto decir que, cualquier fabricante puede incluir en su producto cosmético una porción de ingredientes naturales y decir que su producto es natural. Pero recuerda que los ingredientes y la producción de dichos cosméticos no están controlados por ninguna organización y, por lo tanto, el fabricante no viola la ley.

Pero no te desanimes, también hay productos cosméticos que cumplen con el estándar internacional de cosmética natural y orgánica (COSMOS). Los fabricantes de estos cosméticos cumplen con todas las normas internacionales y los requisitos que se imponen. Por ejemplo, en Estados Unidos, Australia o Reino Unido se usa organic; en Francia o Alemania, bio, y en España, eco.

Estos productos cosméticos llevan una etiqueta con la marca distintiva “COSMOS ORGANIC” o “COSMOS NATURAL”. En otras palabras, estas marcas registradas garantizan productos de calidad y cumplimiento adecuados en la producción de ciertas normas establecidas y generalmente aceptadas de cosméticos naturales y orgánicos.

¿Qué es cosmética orgánica, bio o eco?

Las tres palabras significan prácticamente lo mismo, pero su uso depende del país en el que te encuentres.
La cosmética ecológica no tiene pesticidas, insecticidas sintéticos, fungicidas ni ingredientes modificados genéticamente. Además, la cosmética orgánica, eco o bio es respetuosa con el entorno durante todo su proceso de elaboración, desde el campo hasta nuestras manos. No puede contener derivados del petróleo o ingredientes de origen animal, pero pueden utilizarse productos procedentes del animal vivo, como la leche o la miel. También se tiene en cuenta el carácter biodegradable o reciclable de los embalajes.

Tres palabras -eco, bio y orgánico- para definir un cosmético que se caracteriza por contener unas proporciones mínimas de ingredientes procedentes de origen natural y de agricultura ecológica. Estas cantidades varían ligeramente dependiendo de la entidad certificadora. En el envase del producto se especifican los porcentajes de ingredientes de origen natural y procedentes de agricultura ecológica.



¿Cómo reconocemos la cosmética orgánica?

Existen entidades que se encargan de verificar que todo el proceso cumpla con los requisitos mencionados. Los principales organismos certificadores europeos son Ecocert y Cosmebio en Francia, BDIH en Alemania, Demeter o Soil Association en el Reino Unido.

Ecocert es la principal entidad certificadora en Francia y posee numerosas sucursales en diferentes países del mundo. Su incorporación a la certificación de productos cosméticos también es reciente y ha sido por la demanda de los profesionales del sector y conjuntamente con ellos como han desarrollado dos tipos de avales: “Cosmética eco” y “Cosmética bio” que se diferencian en función del origen de los ingredientes.
Es uno de los organismos más importantes de certificación en Europa. ECOCERT Está presente en 50 países del mundo, entre ellos España, y cuenta con 80.000 productos certificados.

El nivel de exigencia de ECOCERT es más riguroso que la reglamentación convencional sobre los productos cosméticos, lo que garantiza una práctica de respeto al medio ambiente a lo largo de toda la cadena de producción para lograr productos de calidad ecológica superior.

Ecocert certifica dos categorías de productos cosméticos:

• Cosmético natural. Es el que reúne las siguientes condiciones: un mínimo del 95% del total de los ingredientes (incluyendo el agua) es natural o de origen natural. Como máximo el 5% restante pueden ser ingredientes de síntesis (éstos forman parte de una corta lista restrictiva que incluye algunos conservadores y sustancias auxiliares). Como mínimo el 5% del total de los ingredientes procede de agricultura biológica, que representa como mínimo el 50% de los ingredientes vegetales.

• Cosmético natural y ecológico. Es el que reúne las siguientes condiciones: como mínimo el 95% del total de los ingredientes es natural o de origen natural. Como máximo el 5% restante pueden ser ingredientes de síntesis que forman parte de la lista restrictiva. Un mínimo del 10% del total de los ingredientes procede de agricultura biológica, que representa como mínimo el 95% de los ingredientes vegetales.

El Sistema de Referencias de los Cosméticos Naturales y Orgánicos de Ecocert garantiza el respeto al medio ambiente en toda la cadena de fabricación del cosmético, incluida la distribución. Los elementos controlados por Ecocert son:

Las etapas de fabricación y acondicionamiento se controlan con el fin de garantizar que se respetan la rastreabilidad y la protección del medio ambiente cercano.

El fabricante, puesto que hay un control del transporte y almacenamiento de los ingredientes y de los productos acabados: higiene y limpieza, gestión de la energía, las emisiones y los residuos (clasificación selectiva y reciclado), trazabilidad y autocontrol.

El producto acabado, atendiendo a los ingredientes y procedimientos utilizados: porcentaje mínimo de ingredientes de origen natural y orgánico, compromiso de los proveedores sobre las materias primas entregadas, verificación del embalaje utilizado y control del etiquetado.

El etiquetado de los cosméticos naturales y orgánicos certificados por Ecocert garantiza la transparencia frente al consumidor. El etiquetado es comprobado por Ecocert e indica los porcentajes de ingredientes de origen natural e ingredientes ecológicos, con el fin de garantizar la transparencia para el consumidor.



Soil Association, principal organismo de certificación de productos ecológicos en Inglaterra, empezó a certificar productos cosméticos en el 2002.

Es una asociación no gubernamental que controla y promociona la agricultura orgánica y sustentable. Sus criterios también se aplican a la industria cosmética e incluyen requerimientos sobre el contenido de ingredientes orgánicos y de síntesis, y el impacto medioambiental de la fabricación, entre otros aspectos. Solamente certifica productos orgánicos. Su objetivo es certificar productos cosméticos que incluyan el máximo de ingredientes ecológicos, que hayan sido procesados mínimamente y que dispongan de un etiquetado claro.

BDIH, es la federación de empresas industriales y comerciales farmacéuticas, de productos dietéticos, complementos alimenticios y cosméticos creada en 1951. En 1996, trabajando conjuntamente con las empresas más importantes de cosmética natural, establecieron unas directivas que permitieran definir y certificar una cosmética auténticamente natural de acuerdo con las expectativas de los consumidores. Pautas internas para el control de los productos naturales que han dado las directrices del actual sistema de certificación. Certifica cosméticos naturales pero no orgánicos.

El certificado BDIH exige que los ingredientes de origen vegetal sean ecológicos, aunque admite excepciones siguiendo criterios de disponibilidad y calidad; los ingredientes de origen animal no están permitidos si se trata de vertebrados. Los productos que cumplen estos requisitos son certificados como “Producto cosmético natural controlado” y están evaluados por Ecocontrol, un laboratorio independiente.

Pautas B.D.I.H.:

Cosméticos fabricados a partir de materias primas naturales, animales y vegetales
Prioridad a los vegetales de cultivo biológico.

Bases limpiadoras y emulgentes de origen vegetal, obtenidas con técnicas “suaves” (hidrólisis, esterificación).

Pruebas sobre personas voluntarias o cultivos de células.

Utilización muy limitada de algún conservador suave (ácido benzoico, ácido sórbico). 

La utilización debe mencionarse: “conservado con…”

B.D.I.H. ha creado la Corporación Internacional de Cosméticos Orgánicos y Naturales (the International Organic and Natural Cosmetics Corporation (IONC GmbH), cuya finalidad es organizar globalmente el control de los cosméticos para garantizaar que cumplen el estádar B.D.I.H.

Cosmebio es la Asociación Profesional Francesa de la Cosmética Biológica y Ecológica. Creada en 2002, agrupa a proveedores de materias primas, laboratorios, distribuidores y profesionales del sector que desean comprometerse con este tipo de cosméticos. Con objeto de poder certificar los cosméticos biológicos, Cosmebio ha establecido dos avales.

El logotipo verde certifica:
Un mínimo del 95% de los ingredientes es natural o de origen natural.
Un mínimo del 95% de los ingredientes vegetales es de origen biológico.
Un mínimo del 10% de los ingredientes del producto terminado es biológico.

El logotipo azul certifica:
Un mínimo del 95% de los ingredientes es natural o de origen natural.
Un mínimo del 50% de los ingredientes vegetales es de origen biológico.
Un mínimo del 5% de los ingredientes del producto terminado es biológico.

Cosmebio define de la siguiente manera cuáles son las especificaciones a seguir para que un cosmético sea certificado como biológico:

Respecto al producto. Promueve materias primas vegetales biológicas y prohíbe los ingredientes derivados de la petroquímica, las materias primas animales (excepto la cera de abeja y la lanolina), los aceites minerales (paraffinum), y sintéticos (siliconas), los perfumes y los colorantes sintéticos. Promueve excipientes naturales: aceites vegetales, hidrosoles, aceites y ceras vegetales, etc. Limita el uso de tensioactivos de síntesis (p. ej., el sodium laureth sulfate) y el uso de conservadores sintéticos (exclusión total de conservantes de síntesis como los parabenes o el Phenoxyethanol.) a una lista restrictiva de conservadores naturales. Sin OGM (organismos genéticamente modificados) y sin tratamientos ionizantes.

Respecto a las personas. La comercialización de los productos debe considerar dar información clara, exhaustiva y transparente sobre el producto.



Respecto al medio ambiente y a la biodiversidad. El respeto a la naturaleza debe ser completo. Los productos no pueden ser ensayados sobre animales y los envases y embalajes deben ser biodegradables o reciclables. Los métodos de obtención son no contaminantes, respetando al entorno.

Respecto a la sociedad. Las empresas que trabajan con productores de países en desarrollo deben favorecer el desarrollo sustentable y el comercio justo.

El porcentaje de ingredientes naturales y el porcentaje de ingredientes ecológicos se indica claramente sobre todos los envases de los productos certificados que llevan las etiquetas BIO y ECO.

Diferencias entre el Logo Bio y Eco:

BIO: Este logotipo indica que al menos el 95% de los ingredientes son naturales o de origen natural, de los cuales:
Un mínimo del 10% de los ingredientes son procedentes de la agricultura biológica.
Un mínimo del 95% de los ingredientes certificables son procedentes de la agricultura biológica
Máximo del 5% de ingredientes de síntesis, contenidos en una lista restrictiva de ingredientes autorizados.

Este logotipo indica que al menos 95% de los ingredientes son naturales o de origen natural ECO:

Un mínimo del 5% de los ingredientes son procedentes de la agricultura biológica.
Un mínimo del 50% de los ingredientes certificables son procedentes de la agricultura biológica.
Máximo de un 5% de ingredientes de síntesis, contenidos en una lista restrictiva de ingredientes autorizados.

Respecto a Estados Unidos no existe una normativa específica para productos cosméticos orgánicos, por lo que las empresas cosméticas están utilizando los estándares establecidos para alimentación. Según el Programa Orgánico Nacional (NOP) del Departamento de Agricultura (USDA), el sello USDA Organic puede aparecer en ciertas condiciones en el etiquetado del producto, en concreto, cuando el 95% como mínimo de sus ingredientes procedan de agricultura ecológica. Si el porcentaje es inferior, el logo no puede aparecer en el embalaje. Respecto al término “natural”, éste no está regulado por la FDA para productos cosméticos, por lo que cosméticos que se publicitan como “completamente naturales” o “derivados de plantas” pueden incluir otro tipo de ingredientes.

¿Por qué deberíamos utilizar productos cosméticos orgánicos certificados en lugar de los productos convencionales?

Cuando un producto está certificado por una organización, podemos estar seguros de que su contenido está a la altura, pero que también estos productos se fabrican de una manera correcta y que cumplen las regulaciones.

La piel, el órgano más grande del cuerpo, absorbe gran parte de las cremas y lociones que se le aplican, entonces, si nos preocupamos por lo que comemos, también deberíamos preocuparnos por los productos cosméticos que utilizamos.



¿Que ingredientes deberíamos evitar?

Los parabenos: methylparaben o e-218, ethylparaben  o e-214, propylparaben o e-216, butylparaben o e-209
Aceites minerales: Parafina, Paraffinum, Paraffinum liquidum, Petrolatum, Petroleum, Glicol Propileno, Vaselina, Aceite Mineral
Ftalatos (compuestos químicos que se utilizan como disolventes y suavizantes): Dietilexiloftalato o DEHP, Butilbenziftalato o BBP, Dibutilftalato o DBP, Butildecilftalato o BDP, Diunddecilftalato o DUP y muchos más.
También debes evitar las Siliconas, PEG, TEA, DEA, PIXA, SLS, SLES, OGM, pesticidas, color o fragancias artificiales.

¿Es efectiva la cosmética orgánica?

El uso de cosméticos orgánicos por su definición nos ofrece, al menos, un cierto nivel de seguridad para la salud.  Los cosméticos orgánicos deberían ayudar eficazmente a tratar nuestros problemas de la piel debido a las propiedades terapéuticas de los ingredientes naturales.

¿Puede lidiar efectivamente con nuestros desafíos diarios?

Muchos escépticos afirman que los cosméticos orgánicos no pueden enfrentar grandes desafíos. Pero toda la investigación científica y los experimentos demuestran lo contrario. La eficiencia de la cosmética orgánica es un hecho comprobado que ha sido confirmado por muchos investigadores y laboratorios de investigación nacionales y extranjeros.

Existe el criterio generalizado que, debido al uso de ingredientes naturales, los cosméticos orgánicos tienen una vida útil corta. El criterio no es infundado. Se basa en la información que muchos fabricantes ofrecen en sus envases. Sin embargo, no es cierto para todos los productos orgánicos. Ya hay fabricantes que han encontrado en la naturaleza una gran cantidad de antisépticos naturales que les ayudan a preservar los cosméticos orgánicos durante un largo período de tiempo. No obstante, respeta siempre el criterio de duración que cada fabricante ofrece.

¿Es seguro el cosmético orgánico?

Los cosméticos orgánicos reales son completamente seguros para la salud. Por supuesto, existe la posibilidad de problemas con la percepción individual de los ingredientes naturales que intervienen en su composición. Las personas con piel sensible y propensa a las alergias a las plantas, deben, antes de usar un producto, aplicar una pequeña cantidad en la parte posterior de la muñeca o en la curva interna del codo, y observar la reacción de la piel al menos por un día.

En general, la única desventaja de los cosméticos orgánicos es que son más caros. La producción de tales cosméticos incurre en altos gastos, por lo tanto, los precios son generalmente más altos de lo habitual. Pero antes de dejar de usar cosméticos orgánicos debido a su alto costo, vale la pena pensar primeramente en nuestra salud.

¿Cómo sé cuál cosmético elegir?

Aquí te he dado muchos elementos de juicio. Por eso, al comprar cosméticos orgánicos, asegúrate de prestar atención para ver los signos conocidos del verdadero producto orgánico. Esto te protegerá de tomar decisiones equivocadas, ya que hay millones de ofertas de productos que son verdaderamente naturales solo en palabras y publicidad.



La verdadera cosmética orgánica debe cumplir con los siguientes criterios:

Composición de cosméticos blanca o incolora (ligera), ya que no hay colorantes. A no ser que la coloración sea debida al color natural de un ingrediente específico.

Los cosméticos orgánicos no contienen productos petroquímicos sintéticos ni ingredientes artificiales: conservantes, siliconas, parabenos, fragancias, tintes;

Sólo los conservantes naturales a base de plantas: ácido benzoico, salicílico y sórbico aislados de plantas y aceites esenciales y vitamina E se utilizan para la preservación de cosméticos orgánicos;

Huelen a medicamentos o a hierbas, pero también tienen aromas frutales y florales, si contienen aceites esenciales;

Poca espuma, en el caso de los limpiadores, ya que no hay productos químicos espumantes, pero la falta de espuma no interfiere con las propiedades de lavado y cuidado del producto cosmético;

Debido a la falta de espesantes químicos y disolventes, la emulsión líquida se puede dividir en capas. Por lo tanto, se deben agitar bien tales productos antes de su uso;

Las etiquetas de cosméticos orgánicos deben contener una lista completa de los componentes incluidos en su composición;

Envases discretos y reciclables. El empaque debería haber pasado las preparaciones biológicas, utilizando solo papel, plástico biodegradable y, rara vez, vidrio, todas las etiquetas se aplican con tintes vegetales;

Los cosméticos orgánicos nunca se prueban en animales, como lo demuestra un símbolo apropiado en el paquete.

¿Qué de los fabricantes?

Los fabricantes de cosméticos orgánicos, por lo general son activos para la protección del medio ambiente y promueven firmemente el uso de tecnologías amigables con el medio ambiente.
Sabiendo esto, siempre estarás seguro no sólo de la calidad de los cosméticos elegidos, sino que también podrás contribuir a salvar el medio ambiente y restaurar los recursos naturales de nuestro amado planeta.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.