Header Ads

CÓMO PERDER PESO CON KÉFIR + RECETA DE KÉFIR DE AGUA




CÓMO PERDER PESO CON KÉFIR + RECETA DE KÉFIR DE AGUA

Los probióticos se han vuelto cada vez más populares en estos días y el kéfir es un ejemplo de este patrón. Básicamente, el kéfir es un tipo de producto lácteo fermentado, generalmente hecho con leche de cabra o de vaca.
Para prepararlo, los granos de kéfir se agregan a la leche y se deja fermentar, a menudo durante la noche o durante 24 horas. Una vez que la leche es grumosa, se filtra, y la leche colada es el producto final.

El proceso de fermentación significa que la lactosa se convierte en ácido láctico, lo que también sucede cuando se hace yogur. Como resultado, el kéfir tiene algunas similitudes de sabor con el yogur, aunque la textura es diferente.
Desde el proceso de fermentación y el perfil nutricional, está claro que el kéfir puede ser bueno para la salud.

Pero, ¿cómo ayuda en la pérdida de peso? Bueno, hay cuatro áreas clave a considerar.

1. Kéfir ofrece proteínas que aumentan la pérdida de peso

El kéfir se desarrolla a partir de la leche y contiene la mayoría de los mismos nutrientes, incluidos las proteínas que ayudan a perder peso. Al aire libre
Uno de ellos es la proteína de caseína, que puede ayudar a prolongar el tiempo de vaciado gástrico.
Kefir también contiene proteína de suero y esto se asocia con muchos beneficios para la salud.

Ambos tipos de proteínas ayudan a las personas a sentirse llenas por más tiempo. Este proceso promueve la disminución de la ingesta de alimentos y la pérdida de peso. También hay evidencia considerable sobre cómo las proteínas pueden afectar la pérdida de peso, especialmente las proteínas de fuentes lácteas.
Realmente, la posibilidad de sentir hambre con menos frecuencia, puede ser un resultado radical. Para muchas personas, esto hace que sea más fácil comer de una manera saludable y puede disminuir los antojos de azúcar y alimentos procesados.

2. El kéfir contiene calcio

El calcio se ve normalmente como una forma de mejorar la salud ósea. Pero, algunas investigaciones también lo han relacionado con la pérdida de peso.
En particular, aumentar la ingesta de calcio puede ayudar a promover la descomposición de la grasa, facilitando la pérdida de peso en general (1).


La investigación también ha encontrando que un aumento en el calcio (combinado con una dieta baja en calorías) puede mejorar los resultados de la pérdida de peso.
Ahora, este efecto puede ser el resultado del calcio o de los productos lácteos en general, pero el kéfir ofrece beneficios en ambas áreas. Además, la baja lactosa en el kéfir puede hacer que sea una buena fuente de calcio para cualquier persona intolerante a la lactosa (2). 


3. Kéfir es un producto lácteo

Las opiniones sobre los productos lácteos tienden a ser complicadas. La leche, el queso, el yogur, el kéfir y los productos relacionados actúan como fuentes clave de nutrientes y pueden promover importantes beneficios para la salud. Sin embargo, algunas personas no pueden digerirlas eficazmente y otras simplemente odian el concepto.
Pero, independientemente de sus puntos de vista personales, existe evidencia de que los productos lácteos pueden ayudar a perder peso, especialmente en el caso de la leche y el yogur (3).

En este sentido, la investigación muestra que aumentar la ingesta de lácteos conduce a una mayor pérdida de peso. Sin embargo, este patrón está asociado con el control de calorías, lo que significa que debe conocer su consumo de energía para ver el resultado deseado. Además, incluir productos lácteos en su dieta es mucho más poderoso para perder peso que recortarlo (4).

El Kéfir no ha sido tan investigado como la leche o el yogur. Sin embargo, un estudio demostró que tanto la leche como el kéfir promueven la pérdida de peso de la misma manera (5).
Esto significa que puede confiar en cualquiera de los dos, pero ten presente que el kéfir ofrece beneficios probióticos que la leche no ofrece.




4. Kéfir contiene probióticos

Los probióticos en el kéfir son una razón clave por la que muchas personas lo beben, junto con productos como la kombucha. Estos probióticos afectan las bacterias en nuestro intestino, que tiene muchos impactos indirectos para la pérdida de peso.
Por un lado, las bacterias intestinales son fundamentales para la digestión en general. Tener un balance pobre de bacterias intestinales puede significar que obtiene más calorías de sus alimentos y es más probable que almacene grasa. Como resultado, los probióticos pueden ayudar a cambiar este equilibrio, ofreciendo un mayor potencial para perder peso.

Los estudios en animales también sugieren que la suplementación con probióticos puede promover una menor ingesta de alimentos, que es otra forma de ayudar a perder peso.

Del mismo modo, las bacterias en el kéfir pueden mejorar la pérdida de grasa y disminuir el peso corporal en general (6). 

Un solo vaso de kefir de 6 onzas por día debería ser suficiente para promover los beneficios de pérdida de peso. Es posible que necesite menos si también consume otros alimentos fermentados.
Cuando comiences a consumir con cualquier alimento fermentado, intenta comer cantidades pequeñas con menos frecuencia. Esto ayuda a evitar cualquier efecto secundario y hace que su cuerpo se acostumbre a los probióticos. Incluso entonces, puedes experimentar algunos efectos secundarios gástricos leves a medida que tus bacterias intestinales se ajustan. Esto es normal y nada de qué preocuparse.

Si decides fabricar tu propio kefir saborizado puedes consultar esta guía paso a paso de Food Renegade, donde te muestra cómo hacer kéfir con sabor.

¿Cómo hacer kéfir de agua?

Seguro ya sabrás, que el kéfir de agua es aquel que se elabora a partir de agua purificada, utilizándose agua  para su preparación en lugar de leche. Según algunos autores el kéfir de agua es más rico en propiedades y beneficios, aunque se piensa que esta cuestión es puramente una creencia teniendo en cuenta todos las propiedades nutritivas de la leche. También es posible elaborarlo con leches vegetales.

Video de cómo hacer kéfir de agua


Receta de kéfir de agua
Ingredientes:
3 cucharadas de nódulos hidratados de kéfir.
60 gr. de azúcar integral de caña.
2 dátiles o un puñado de uvas pasas.
Medio limón.
1 litro de agua.

También necesitas un recipiente de vidrio, un lienzo o paño y una banda elástica.
Elaboración del kéfir de agua:
En el recipiente de vidrio pon el agua, medio limón, los nódulos de kéfir de agua, las uvas pasas o los dátiles y el azúcar. Tápalo con un lienzo o paño y con una banda elástica.
Déjalo a temperatura ambiente durante 2 o 3 días.
Pasado este tiempo el kéfir ya habrá fermentado.
Retira los dátiles o las uvas pasas, exprime el limón y añádelo.
Lava los nódulos y el recipiente, y puedes volver a utilizarlos de nuevo.

¿Cómo conservarlo?:
Para conservar el kéfir de agua lo mejor es guardarlo en una botella de vidrio tapada con un corcho. Por otro lado, si durante unos días no quieres hacer más kéfir, puedes reservar los nódulos de kéfir en un bote con agua y azúcar.

¿Cómo volver a reactivarlos? Muy sencillo: sólo tienes que lavarlos bien y seguir el proceso normal, indicado anteriormente. 

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.