MEJORES CONSEJOS PARA USAR RETINOIDES EN PIEL SENSIBLE



¿Se puede usar retinoides en la piel sensible?

 Mucho hemos escuchado hablar acerca del Retinol y de cómo es considerado el ingrediente antiedad por excelencia, con investigaciones que lo respaldan.

La razón: Esta poderosa molécula promueve la tasa de rotación celular, mejora la producción de colágeno, estimula el flujo sanguíneo, reduce las imperfecciones, desvanece las líneas finas y arrugas e ilumina la tez.

Según la experta en cuidado de la piel Paula Begoun de Paula's Choice Skincare:

“Cuando se aplican tópicamente, los retinoides funcionan de múltiples maneras. Principalmente, funcionan como ingredientes que comunican a las células, esencialmente conectándose con un sitio receptor en una célula de la piel y “diciéndole” que se comporte de una manera más normal y saludable. Los retinoides tienen beneficios para más de 125 problemas diferentes de la piel, desde el acné hasta la soriasis, las arrugas y otros signos de daño solar”.

No digo yo si se vuelve famosa entre los ingredientes cosméticos.

¿Cómo sucedió esto?

Desde la antigüedad en Egipto, el hígado, una rica fuente de vitamina A, se utilizaba como tratamiento rutinario para aquellos que tenían discapacidad visual. Pero no fue hasta principios de la década de 1960 que los dermatólogos comenzaron a tomar nota de sus efectos tópicos. Descubrieron que el retinol podría aliviar las afecciones secas y con picazón de la piel, como la dermatitis, y este descubrimiento provocó años de extensos estudios y ensayos clínicos.

En el año 1969, el retinol se reconoció en la comunidad médica como un tratamiento eficaz contra el acné. Su capacidad para acelerar el proceso de exfoliación natural de la piel fue capaz de evitar que los poros se bloquearan y, en consecuencia, se formaran brotes.

Apenas 5 años más tarde, los dermatólogos notaron que los pacientes con acné a los que se les había prescrito retinol estaban recibiendo beneficios antienvejecimiento, así como piel clara. Fue en este momento que el retinol pasó de ser un tratamiento para el acné a convertirse en el estándar de oro del antienvejecimiento.


Para entender cómo funciona los retinoides en nuestra piel debemos conocer su ciclo de vida.

Cuando la vitamina A no está siendo utilizada por el cuerpo, se almacena dentro de las células de la piel como ésteres de retina. Una vez que el cuerpo está listo para metabolizar la vitamina A, estos ésteres se convierten en retinol, y luego a retinaldehído antes de convertirse en ácido retinoico.

El ácido retinoico es la forma activa de la vitamina A, la forma que realmente utiliza la piel. Por eso es que todas las variaciones de la vitamina A, incluyendo el retinol y la retina, deben convertirse en ácido retinoico antes de que puedan tener el efecto que esperamos en nuestra piel.

Esto significa que cuando la retina y el retinol se aplican a la piel, se unen al ciclo de vitamina A en sus respectivas etapas. Por su parte el retinol debe convertirse en retiniano y luego en ácido retinoico, mientras que la retina sólo requiere una conversión a ácido retinoico. Crucialmente, este último paso es extremadamente rápido en comparación con las conversiones anteriores, razón por la cual la retina es capaz de proporcionar resultados tan rápidos.

Por supuesto, la vitamina A viene en muchas formas diferentes. Está el probado – retinol y ácido retinoico – luego está la próxima generación de moléculas como retinaldehído también llamado retinal y retinoato de retinilo.

Quizás has llegado a pensar que la retina es sólo retinol con otro nombre, pero sus profundas diferencias moleculares hablan por sí solas. La retina es 11 veces más rápida que el retinol. Esta extraordinaria molécula eleva el ciclo de reparación nocturna de la piel para aumentar la producción de colágeno e infundir luminosidad a la tez.

El suero que yo estoy utilizando es un suero de retina.

Retinoides para piel sensible

El ácido retinoico estimula el núcleo de la célula de la piel para producir proteínas, como el colágeno y la elastina. ‎El ácido retinoico también puede inhibir el proceso para formar pigmento de melanina, y acelerar la renovación celular.

Sin embargo, el retinol tiene algunos problemas. Cuando se administra demasiado rápido, la piel se siente abrumada por los altos niveles de vitamina A y puede inflamarse y secarse.

Para las personas con piel sensible como yo, incluso los ingredientes más inofensivos y relajantes a veces pueden causar una reacción adversa. Entonces, cuando se trata de retinol, una forma de vitamina A pura que ayuda en el recambio celular para una piel más saludable, las personas con piel sensible debemos caminar con pie de plomo, ya que el ingrediente tiene un largo historial de provocar irritación.

Según la dermatóloga de la ciudad de Nueva York Erin Gilbert,

“Casi todos pueden usar el retinol si se usa correctamente. Sólo comienza con poco y tómalo con calma”.

Y ella no es la única experta en cuidado de la piel con consejos sobre cómo utilizar eficazmente el retinol en pieles sensibles.  Después de leer y escuchar a varios dermatólogos hablando sobre cómo debe usarse el retinol en las pieles sensibles comencé a aplicar sus consejos y tuve excelentes resultados.

Por eso quise compartir con ustedes los mejores consejos y trucos que los dermatólogos dan para usar el retinol en pieles delicadas y muy sensibles y luego les diré cómo yo lo uso.


CONSEJOS PARA USAR RETINOL EN PIEL SENSIBLE

1. Siempre haz una limpieza suave

La noche en que vas a aplicar el retino debes asegurarte de que la piel esté adecuadamente limpia.  Sin embargo, ya que vas a utilizar un activo altamente irritante los dermatólogos aconsejan que la limpieza se realice utilizando un limpiador gentil. La sugerencia generalizada es que escojamos un limpiador gentil, con un pH similar al de nuestra piel y que de ser posible incluya también ingredientes hidratantes como el ácido hialurónico que hidrata o ceramidas que bloquean la humedad. A esto por mi experiencia sumaría también ingredientes calmantes como centella asiática, raíz de regaliz, avena, artemisa, etc.

2. Comienza primero probando una versión más suave

El consejo es considerar primero experimentar con lo que se llama un éster de retinilo. En términos simples, el éster de retinilo es una forma menos concentrada de vitamina A, que no es tan agresiva para la piel sensible. Los dermatólogos aconsejan buscar algo como el “propionato de retinilo”, ya que es mucho más suave en la piel en comparación con el retinol puro.





En este punto mi experiencia ha sido que también es importante que la formulación incluya ingredientes calmantes e ingredientes hidratantes. Los primeros ayudarán a atenuar cualquier inflamación o irritación y los segundos impedirán la sequedad que el retinoide provoca. La crema de noche Retinol Youth Renewal de Murad contiene propionato de retinilo y extracto de algas rojas que calma la tez, que suaviza las líneas finas y las arrugas, y alivia la irritación.

3. Ten en cuenta la hidratación

Si le preguntas a cualquier dermatólogo te dirá que incorporar un retinoide en tu rutina de cuidado de la piel sin el uso de humectantes es probablemente una muy mala idea. La razón es que, si no provees hidratación extra, el riesgo de sensibilidad es mayor.

Contrario a lo que se pensaba hace apenas un año la “hidratación primero no debe interferir con la capacidad de absorción del retinol en la piel y además puede protegerte de posibles irritaciones”, dice el dermatólogo Joshua Zeichner, con sede en la ciudad de Nueva York.

Hay varias formas de aplicar un hidratante con retinol. Para empezar, puedes agregar una pequeña cantidad del derivado de vitamina A con tu crema facial para diluirla, o puedes usar lo que llaman “la técnica del sándwich”. Esto último implica aplicar una capa de crema sobre la piel, usar el retinol que elijas, como relleno del sándwich y luego aplicar una crema hidratante otra vez para bloquearlo todo.

Los estudios han demostrado que esta capa base de crema hidratante no reduce la eficacia del retinoide, y en cambio ayuda a hacerlo más tolerable.

También puedes simplemente aplicar retinol después de haberte hidratado, sin utilizar la técnica de sándwich, si encuentras que a ti te funciona.

La dermatólogo y fundador de Smarter Skin Dermatology Sejal Shah, MD, FAAD Especialista en Dermatología, ‎Subespecialidades‎ Dermatología General, Dermatología Cosmética‎) opina:

“Puedes usar un humectante antes y / o después para contrarrestar algunos de los efectos secundarios”.

En conclusión: no importa cuándo apliques retinol en tu rutina, ya sea antes, después, a través de la dilución o usando el método de emparedado, integrar un humectante en su régimen cuando use retinol puede ser muy útil si quieres evitar la irritación.

4. No te excedas

Sí, el retinol se puede usar con más frecuencia a medida que pasa el tiempo, pero los dermatólogos sugieren comenzar poco a poco con solo una cantidad del tamaño de un guisante, dos o tres noches a la semana. Esto es para que la piel pueda desarrollar una tolerancia natural al ingrediente y, por lo tanto, acostumbrarse a él con el tiempo.

Esta afirmación la hago con conocimiento de causa. Nunca creí que podría usar un retinoide sin irritación y muchos menos que podría usarlo todas las noches sin problemas. Este consejo es super valioso. No hay apuro, podemos tomarnos el tiempo y al final redundará en una mejora de la piel sin las preocupaciones y molestias resultantes de las irritaciones. Si todo va bien después de aproximadamente dos semanas, y no experimentas sequedad, enrojecimiento o descamación, puedes aumentar gradualmente la frecuencia de aplicación del retinol a cada dos noches durante una semana o dos, luego todas las noches.

Según la dermatóloga Erin Gilbert ‎reconocido dermatólogo certificado, que además es la fundadora y directora de Gilbert Dermatology en la ciudad de Nueva York.‎:

“La regla general es: retrocede en la cantidad de noches que usas retinol si tienes irritación o sequedad, y avanza si todo está bien”.

No debemos sentirnos tentadas a pensar que no tendremos los beneficios del retinol si no lo usamos todas las noches. La doctora Gilbert dice que hay estudios que han demostrado que aún puedes obtener excelentes resultados usando un retinol sólo tres veces por semana.





5. Evita otros ingredientes fuertes

Al usar un retinol, Marchbein dice que es mejor evitar algunos otros ingredientes, como el ácido glicólico y otros ácidos, que pueden contribuir a la sequedad y a la irritación. En cambio, aconseja usar formulaciones suaves y calmantes como la crema hidratante.

6. Elije a las formulaciones en crema

Además de comenzar con un retinol de baja concentración, idealmente alrededor del 0.05, los dermatólogos recomiendan elegir formulaciones de crema porque las hechas de geles o sueros tienden a estar más concentradas.

Con este consejo me fue muy bien. Realmente la diferencia es visible. En mi piel sensible resultan más irritantes los productos de retinol con textura sérica que los de textura en crema.

7. Entrena tu piel

Un consejo particularmente interesante es probar lo que la doctora Shah llama la “aplicación de contacto corto”. Es una técnica que consiste en aplicar retinol en la piel y luego dejar que se asiente durante unos minutos antes de lavarlo. “A medida que la piel se ajusta, puedes aumentar gradualmente el tiempo y finalmente dejarlo puesto durante la noche”, comentó.

Es como lo que acostumbramos a llamar una prueba de parche. Este consejo es para las personas extremadamente sensibles o que están utilizando retinol por primera vez. Sería colocarlo en la piel dejarlo unos minutos y lavarlo. La próxima ocasión dejarlo más tiempo y luego lavarlo. De esa manera ir aumentando el tiempo del activo en la piel hasta dejarlo toda la noche sin retirarlo. El punto aquí es nuevamente lograr que la piel se acostumbre al activo y deje de reaccionar. Eso termina sucediendo, sólo debemos ser pacientes.

¿Te han sido de utilidad estos consejos?

¿Cuál ha sido tu experiencia?


CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario